Lo sabía, pues, salió en mis sueños.

Ahora comprendo el daño que me causaba soñar aquello,
el morbo del dolor que sufriría,
y que al final acabo sufriendo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario